Primeros Relojes de Cuco

Martes, 7 Octubre   

Ya en 1629, muchas décadas antes de que se hicieran los primeros relojes en la Selva Negra, un noble de la ciudad de Augsburgo, Philipp Hainhofer (1578 – 1647), fue el primero en describir un reloj cucú. Este reloj pertenecía al Príncipe August Von Sachsen.

En un conocido manual sobre música, Musurgia Universalis (1650), el erudito Athanasius Kircher describe un órgano musical con varias figuras autómatas, entre las que se encontraba un cuco mecánico. Es de destacar que este libro contiene la primera descripción documentada de cómo funciona un cuco mecánico.

Hay que aclarar que Kircher no inventó el mecanismo del cuco, ya que este libro, como sus otras obras, es una recopilación de datos que recabó con el objetivo de servir de consulta. En el grabado se muestra claramente todo los elementos de un cuco mecánico.

El pájaro movía automáticamente las alas y el pico así como la cola. Simultáneamente podía escucharse el canto del cuco producido por dos tubos de órgano afinados a una tercera menor o mayor.

En 1669 Domenico Martinelli, en su manual sobre los principios básicos del funcionamiento de los relojes Horologi Elementari, sugiere utilizar el canto del cuco para anunciar las horas.

Por lo tanto por esa época ya era conocido el mecanismo para imitar el canto del ave. Cualquier mecánico o relojero que supiese leer latín o italiano, sabía después de leer estos libros que era bastante fácil producir el canto del cuco para indicar las horas.

Posteriormente los relojes de cuco aparecieron en otras regiones que no eran conocidas por su industria relojera. Unas décadas más tarde la gente de la Selva Negra comenzó a hacer relojes cucú.


Tags: ,